Posteado por: Rosa | 13 julio, 2014

El Escarabajo Pelotero (Quintillas)

 

image

 

 

 

 

 

 

 
El escarabajo pelotero (Fábula)

 

Pasaba un escarabajo
(permitid que os lo describa)
con la boñiga “p’a bajo”,
con la boñiga “p’arriba”
agobiado de trabajo.

 

Con su boñiga afanoso
bajo el yugo del estío;
aunque nieve y haga frío,
arrastra su don precioso
-p’a rechifla del gentío-

 

Como Sísifo la roca,
empuja su pelotilla
(¡¡cómo pesa la muy pilla!!)
y a subir la cuesta toca
sin arnés y sin sombrilla.

 

Padece el escarabajo
(aunque nunca se aperciba)
con la boñiga p’a bajo,
con la boñiga p’arriba
intentando algún atajo.

 

Una linda mariposa,
olió el tufillo malsano
desprenderse de esa cosa
tan oronda y apestosa
cual carroña de gusano.

 

Acercándose extrañada
por tan infausta tarea,
pregúntale mareada:
¿a dónde vas camarada
con esa bola tan fea?

 

Me dirijo hacia mi casa
donde mi prole ya espera,
con impaciencia, esta masa;
su avidez me sobrepasa
y me urge esta carrera.

 

¿Tu progenie se alimenta
del estiércol que porteas?
Pues debe estar muy hambrienta
si este olor no la revienta
¡pues apesta que no veas!

 

¿No será más nutritivo
para tus tiernos amores
el almíbar de las flores?
Es un gran sustitutivo
su recital de sabores.

 

Al guano están adaptadas,
se refocilan, golosas,
y el aroma de las rosas
les produce mil arcadas…
¡Contracciones espantosas!

 

Ya te dejo, compañero,
no entretengo tu andadura,
pues intuyo tu premura
cuando caminas ligero
transportando esa basura.

 

Márchase el escarabajo
en silenciosa diatriba,
con la boñiga “p’a bajo”
con la boñiga “p’arriba”
pensativo y cabizbajo.

 

Si mis pequeñas orugas
se alimentasen de flores
no serían tan tarugas
ni lentas como tortugas…
¡Tal vez seres voladores!

 

Para mi terminaría
este trashumar eterno
entre el Limbo y el Averno
transportando porquería
que sólo me pone enfermo.

 

Moraleja:

Desea el alma elevarse,
pero las bajas pasiones
en múltiples ocasiones
invitan al ser a enlodarse
anulando sus funciones.

 

Tristemente ha de cargar
con la basura que crea
y con pesar acarrea,
para así alimentar
al afán que lo espolea.

 

Convirtiéndose en esclavo
para el resto de su vida
con el alma zaherida
por impenitente clavo…
¡ahondando más la herida!

Rosa (13/4/2014)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: