Posteado por: Rosa | 20 agosto, 2013

Glosa a la Inocencia

20130820-121225.jpg

(Josephine Wall)

Quédate pequeño, niño,
haz eternos los momentos
de sonrisas y cariños
de juguetes y de cuentos.

(Jorge Toro, no quieras, mi niño)

Glosa a la inocencia

 

Pasa el tiempo, cruel desgarro
que instiga tu crecimiento;
y cual príncipe de cuento
te desarrollas bizarro:
a tu infancia yo me amarro.
Si ese tu cuerpo de armiño
tan cimbreante y lampiño
nació para la aventura,
ralentiza tu andadura,
quédate pequeño, niño.

Eres próvida simiente
fecundada con mi vida
a merced del indulgente
céfiro de la partida.
Ahondando así la herida
esos diligentes vientos
esparcen los sedimentos
de tus caricias de otrora
que mi ser aún añora:
haz eternos los momentos.

No me niegues el candor
de tus ojos, dos gacelas,
y aunque tensadas las velas
de tu bajel soñador,
evócame con amor.
¡Qué ventura son los niños!
Con sus juegos y sus guiños
luz y flor de la inocencia,
se nutre nuestra existencia
de sonrisas y cariños.

Aún recuerdo mi niñez
embebida en mil batallas,
vistiendo cota de mallas,
enarbolando mi prez.
¡Cuán sublime Candidez!
Imaginarios portentos
ora tibios, ora cruentos,
pulsaban mi fantasía,
abstraído así en mi día
de juguetes y de cuentos.

[C]Rosa (20/8/2013)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: