Posteado por: Rosa | 29 abril, 2013

Crecimiento

 

CRECIMIENTO

 

Lágrimas de gratitud

se deslizan por la faz serena

del que ha sentido en sí mismo

los más intensos dolores,

las más profundas penas.

 

Del que ha sentido el amor

abismado, Padre, en tu presencia;

y en el latir de su corazón,

la alegría se solaza

y se quiebra la tristeza.

 

Del que ha sufrido dentro de sí

el eco de la soledad que hiela

y perturba los corazones

aniquilando la calma,

resquebrajando la fuerza.

 

Coronado de espinas

por la humanidad de esta tierra,

exiliado en la vida,

su cadena es perpetua.

 

Y aunque construye su nido

en los picos de la alta sierra,

los terribles alaridos

de la humana inconsciencia,

llegan a sus oídos

con recrudecida inclemencia.

©Rosa

 napo2013button1

        Si os gusta la poesía, Os invito a que os paséis por el blog de David, Diario de un poeta náufrago  y el de Enrique Urbano, Los lunáticos son fanáticos de la Luna.

Anuncios

Responses

  1. Nos gusta muchísimo y la imagen es preciosa

    • Gracias, Milita, me alegra. Si, la imagen es muy chula. Besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: