Posteado por: Rosa | 3 abril, 2011

El Alma del Verso (Décimas)

No ha de morir el verso

en tanto el poeta verse

y cual estrellas disperse

sus trovas el Universo.

De ese insidioso y perverso

ruido que nos rodea

como creciente marea

de insustanciales palabras,

nacen los abracadabras

que van matando la idea.

 

Esa condena flagrante

del genio a la sepultura

mientras esparce dulzura

aquel bardo itinerante.

Rimando va en consonante

la miel que del verso brota

hostigando la derrota

de la expresión estridente

que cuajando va en la gente

de cuya garganta brota.

 

Todo humor que se codea

con la insolencia mezquina,

esa pérfida inquilina

que nuestra dicción moldea,

si presto no se sanea

invocando la cordura,

perderemos la mesura

de expresar el sentimiento

guardando en todo momento

elegante compostura.

 

Es la palabra al poeta

como paleta al pintor

que cual ruiseñor cantor

al viento volara inquieta.

Ascendiendo, cual cometa,

a ese cielo generoso

que nos inspira gozoso

la idea que nutre al verso,

naciendo de lo disperso

algo veraz e ingenioso.

Safe Creative #11040388746151104038874615

Anuncios

Responses

  1. Es realmente precioso

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: