Posteado por: Rosa | 20 julio, 2010

Los Niños

LOS NIÑOS

 

Son los niños

como un suspiro bajado del cielo

para dar sentido a nuestra vida

y alas a nuestros sueños.

 

Con sus tiernas voces

nos traen dulces recuerdos

de nuestra infancia perdida

entre los pliegues del tiempo.

 

En su ingenua mirada,

cargada de incondicional afecto,

nos vemos fielmente reflejados

como en un nítido espejo.

 

Su virginal alegría,

sus cantos, sus juegos,

son como lluvia mansa que fertiliza

nuestros campos yermos.

 

Por ello debemos cuidar a los niños,

respetar sus derechos,

amarlos sin medida,

sin tregua, sin recelo;

 

dar cabida a que desplieguen sus alas

a favor de un viento nuevo

e impedir que se atrofien

merced a sus miedos.

 

Son la esperanza del futuro,

nuestra proyección en el tiempo;

sin ellos no existe el mañana

porque el hoy estaría muerto.

 

Debemos favorecer su aprendizaje

para hacerlos valerosos, resueltos;

íntegros y leales; nobles y honestos,

y así algún día contemplar

al ser humano perfecto.

 

( Dedicada a todos los niños,

 de todas las razas, de todos los credos)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: