Posteado por: Rosa | 3 junio, 2010

Renacimiento

RENACIMIENTO

 

Después de un camino de oscura tiniebla,

tránsito irrevocable en la vida del que espera

ver surgir de sí mismo, en metamorfósis plena,

al Ave Fénix viva de sus cenizas muertas.

 

Sentir surgir dentro de uno la dulzura de la entrega,

el palpitar cadente de una mente sin fronteras

y de un corazón que vive, que siente, que sueña.

 Y en ese soñar consciente, del que lucha, del que espera,

se van abriendo caminos y poblando las dehesas

de arrayanes de flor blanca, olorosa y hechicera.

 

Se va expandiendo la mente, desaparecen las tinieblas,

y muestra el corazón su corola, como flor en primavera,

para dejarse fecundar por la dicha verdadera

que florece en nuestras vidas cuando la entrega es sincera.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: