Posteado por: Rosa | 31 mayo, 2010

Ser

SER
 
Soy espíritu libre
guiado por la mano divina,
peregrina caminante
en esta senda infinita.
 
Paso firme y decidido
 en los avatares de la vida,
escalando sin descanso
 para llegar a la cima.
 
Bañada en arreboles de luz
veo, del Amor, la ermita
donde oraré sin temor
mi gratitud a la vida.
 
Llevo conmigo la pena
de un paraíso perdido
e implorando llamo a tu puerta
Padre Bendito.
 
De Ti me viene la vida
cual preciado Don Divino
y quisiera corresponderte
siendo fiel a un compromiso.
 
Por ello bendigo a la vida
en sus múltiples facetas
haciéndome eco de su magia,
 de su grandiosidad perfecta.
 
Que ni la angustia me detiene
ni el temor me arredra;
y si mi alma es frágil como la rosa,
  es pertinaz como la hiedra
que entreteje bellas guirnaldas
en los muros de esta tierra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: