Posteado por: Rosa | 17 mayo, 2010

Amor y Dolor

  Entre el amor y el dolor,
 se va debatiendo mi alma.
 Unas veces inquieta,
 otras veces en calma.
 
 
¿ Qué quieres, dolor,
que así me sometes?.
¿ Qué tienes, amor,
que así me reclamas?.
  
 
Sois dos maestros
que orientáis mi vida;
sois dos luceros
que alumbráis mi mañana.
 
Uno, de aguas dulces
y mansas;
otro, de tormentosas
y amargas.
 
Uno, cual suave brisa
de verano;
otro, como gélido aliento
entre montañas.
 
¡ Ay, amor!, cómo me dueles.
¡ Ay, dolor!, cuánto me amas.
 
Anuncios

Responses

  1. “¡ Ay, amor!, cómo me dueles.
    ¡ Ay, dolor!, cuánto me amas.”

    Wow, me gusto!

    Saludos!

    -Corazon Blog

    • Gracias por tu comentario, corazónblog, me alegra que te haya gustado. A mí me gusta el nombre que le has puesto a tu blog. Saludos.

  2. Preciosa, Rosa. El amor y el dolor permanentemente unidos. Alguien dijo que no hay amor sin dolor; creo que es cierto.
    Amor, llámame a tu puerta, que una vez dentro podré mitigar mi dolor.
    Un beso con sabor a mar desde Canarias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: