Posteado por: Rosa | 7 mayo, 2010

Mediocridad

 

 

MEDIOCRIDAD

 

Cuando, ignorantes, pensamos

que todo en la vida sabemos,

a un pedestal nos subimos

hecho de vanos deseos.

 

En nuestro afán de protagonismo,

de amor propio satisfecho,

caemos en un profundo abismo

de amaneceres desierto.

 

Cambiamos la humilde nobleza

por el orgullo altanero,

y son nuestros actos de amor

como una hoguera sin fuego.

 

Dejamos tras de nosotros

rastros de innobles sentimientos

hiriendo a nuestros hermanos

con nuestro gélido aliento.

 

Somos fríos como témpanos,

letales cual veneno;

somos como enfebrecidas hordas,

como áridos desiertos.

 

De este abismo insondable

al cual, por ignorancia, caemos,

tan sólo nos pueden salvar

los sentimientos fraternos.

 

La paciencia, la tolerancia,

la bondad y el sosiego;

ell perdón, la alegría,

el amor verdadero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: