Posteado por: Rosa | 6 abril, 2010

La Zorra y el Carnero (Esopo)

       

         Cayose una zorra a un pozo viéndose forzada a permanecer en él al no poder alcanzar el borde.

        Más tarde, llegó al mismo pozo un chivo sediento, que encontrándose a la zorra en él, preguntole si el agua estaba buena. La astuta zorra, para no dejar ver el problema en el cual se hallaba, se deshizo en elogios para el agua afirmando que era excelente, invitando al chivo a descender al pozo y probarla.

        El chivo, sin pensarlo dos veces, descendió al pozo, y una vez saciada su sed, le pregunta a la zorra como harán para salir de alli.

        Dijo entonces la zorra:

        – Hay un modo, que sin duda es nuestra mutua salvación. Apoya tus patas delanteras contra la pared y alza bien alto tus cuernos; luego, yo subiré por tu cuerpo y cuando me halle fuera, tiraré de ti.

        El chivo la creyó y así lo hizo con agrado;  y la zorra trepando hábilmente por la espalda y cuernos de su compañero, alcanzó el borde del pozo alejándose de allí al instante sin cumplir lo prometido.

        Cuando el chivo se percató de la violación de su convenio y se lo reclamó a la zorra, ella volviéndose le dijo:

      –  ¡ Oye, socio, si tuvieras tanta inteligencia como pelos en tu barba, no hubieras bajado sin pensar en cómo salir después!

 

Antes de comprometerte en algo, piensa primero

si podrás salir de ello, sin tener en cuenta

lo que te ofrezcan tus vecinos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: