Posteado por: Rosa | 6 abril, 2010

Al Maestro Jesús

Cual instrumento de precisión
quiero ser en tus manos;
como arcilla moldeable
quiero en tus manos ser;
como papel flexible
en amoroso pliegue,
haz de mi, Maestro,
lo que desees hacer.
Como pequeña abejilla
en un gran panal, quiero ser,
cual obrera incansable
en misión de amor,
para elaborar del sentimiento, la miel,
libaré en las flores
del sublimado dolor.
Pon en mis manos, Maestro, ternura;
en mi corazón, bondad;
en mi sonrisa, dulzura;
en mis ojos, claridad.
Y así tendré, Maestro, la ventura
de hacer llegar a otros esta verdad:
” La Vida es maravillosa, aunque dura,
sin con nueva mirada
la sabemos ovserbar.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: