Posteado por: Rosa | 31 marzo, 2010

Confidencias

Dulces manos me acarician,
tiernas voces me cantan,
me envuelven con sus sonrisas,
como suave arrullo de tórtolas                                                    
las siente mi alma.                                                                                                             
Murmullo de alondras,
el eco de sus susurros
me habla de épocas pretéritas
que hacen soñar al alma.
Me cuentan bellas historias
de civilizaciones pasadas
que el hálito de los siglos
convirtió en memoria sagrada.
Me hablan de un Amor Infinito
que irá derritiendo la escarcha 
que se cierne en las conciencias
cual apretada coraza.
Y de un tiempo memorable
que se divisa ya en lontananza
donde las mentes ceñirán coronas
de claridades diáfanas
y prenderá en los corazones
la luz de una nueva alborada.
Donde los días serán radiantes
y las noches estrelladas
sin asomo de nubes negras
que hagan temblar al alma.
Donde el nuevo ser humano,
concluida su fase de crisálida,
elevará su mente a los cielos,
cual mariposa de la luz enamorada,
libre para siempre del cerco
de su propia y letal ignorancia.
 
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: