Posteado por: Rosa | 31 marzo, 2010

Ascensión

Se estremece mi interior
 cuando te siento,
Espíritu Amado,
y con palabras silentes
te llamo.
En la luz que te presiento
me extasío,
y, firme, me sostengo
en tus manos.
En tu palabra
de eco estremecido
se desdibujan mis límites
por encanto.
Y en silencio reverente,
Espíritu Amado,
ascendiendo voy lentamente
a mi calvario.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: