Posteado por: Rosa | 26 marzo, 2010

Futuro

FUTURO

Érase que se era,
hace ya muchos años,
un planeta azul muy hermoso
poblado por hombres malsanos.
Tenían luchas fratricidas,
se mataban entre hermanos,
y a todo ponían fronteras
de muros imaginarios.
Allí el amor no reinaba,
lo tenían exiliado
en la prisión del corazón,
en lo más profundo encerrado.
De ahí le era difícil salir,
estaba muy bien vigilado
por el guardián del orgullo
y el egoísmo exacerbado.
Pero el amor no se rinde
ya que es fuerte y muy bravo,
y sin que se dieran cuenta,
el amor se había fugado
por una pequeña rendija,
poco a poco, muy despacio,
llenando de luz el corazón
y la mente del ser humano.
Y, por fín , un gran día,
por todo el mundo celebrado,
se dieron fin a las guerras,
a las luchas entre hermanos.
Y ahora caminan unidos
con el amor de la mano;
ya la ignorancia no existe,
no existen puños cerrados.
Tan sólo hay manos abiertas
de gestos suaves y cálidos;
manos que oprimen manos,
las manos de otros hermanos;
hermanos en el amor,
de corazones puros y sabios
que llegarán a ser estrellas
y en los granos de arena
verán su pasado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: