Posteado por: Rosa | 26 marzo, 2010

¡Tormenta!

¡ TORMENTA!

 

Existe una tormenta

rugiendo en mi interior.

Rayos, truenos, relámpagos

de profundo dolor.

Son los hielos del desprecio

y la incomprensión

que mantienen en pura llaga

a mi cansado corazón.

¡ Mundo hostil!

que a mi puerta llamas,

¿ qué quieres de mí?;

Yo no entiendo de malicias

ni de tramas

acordes a un alma servil.

He bajado de la nube

en la que estaba inmersa

cual vientre materno

brindándome protección;

y me encuentro,

para mi sorpresa,

con arideces de muerte

helándome el corazón.

Peregrina del infinito

va mi alma sedienta

de verdades insondables

para mi mente pequeña.

Múltiples son los peligros

que en la oscuridad acechan

a las almas ignorantes

que el saber desprecian.

Corren tras espejismos

de efímeros placeres

despreciando a la vida,

desafiando a la muerte.

Ante las angustias del mundo,

cerrar sus ojos prefieren

haciendo oídos sordos

a ese clamor creciente.

¡ Ser humano de esta tierra!

¿ cuándo vas a despertar

del sueño que te mantiene

alejado de tu esencia,

de tu verdadera realidad?

Infinitos son los caminos

trazados por la Divinidad

que conducen al ser humano

hacia la verdadera felicidad.

 

—-OOO—-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: